Homo Videns: libros para comunicólogos.

Salma Abo Harp
June 12, 2018

 “¿Por qué no le dais a la gente libros sobre Dios?” Por la misma razón por la que no les damos Otelo; son viejos, tratan sobre el Dios de hace cien años, no sobre el Dios de hoy. “Pero Dios no cambia”. Los hombres, sin embargo, sí.

ALDOUS HUXLEY, Un mundo feliz

Homo Videns: La sociedad teledirigida, Giovanni SartorI

Publicado en 1997, la tesis central del libro expone y analiza un tema que parece cobrar día a día un poco más de realidad. La sociedad está dejando de pensar, de usar el lenguaje de las palabras, de conceptos, de abstracciones, para dar paso a un lenguaje que prima por ser fácil y que carece de esfuerzo intelectual: el lenguaje de las imágenes transmitidas a todas horas por la nana electrónica: la televisión. En sus palabras “La televisión produce imágenes y anula los conceptos, y de este modo atrofia nuestra capacidad de abstracción y con ella toda nuestra capacidad de entender”.

Preocupante acusación que en las aulas universitarias cobra fuerza ¿Por qué? Porque los alumnos no son capaces de hilvanar sus pensamientos, transformarlos en palabras, y escribir un párrafo de manera correcta. Esta reflexión surge de mi experiencia como universitaria; es cruda, quizá presuntuosa, pero es real.

La académica de la UJAT, Guadalupe Azuara Forcelledo, fue quien me recomendó este libro en una entrevista que le realicé en 2014. “Tenemos una generación de personas que no tienen compresión ni capacidad de entender lo que leen, tenemos que bajar el nivel de enseñanza a secundaria”,  compartió al referirse a sus alumnos universitarios. Al mencionarle los datos de la Encuesta Nacional de Lectura  (ENL) 2006 y  2012, observando una disminución de hábitos lectores del 10% 56,4% y 46.2%, respectivamente, la profesora adjudicó el problema a los medios electrónicos, las tablets, los celulares, las computadoras: “El problema es el uso que se le da a la tecnología”, agregó. Hay una gran influencia de Sartori en el pensamiento de la académica, o complementariedad, pero qué mejor autoridad para opinar si una de sus metas como catedrática y escritora es promover la lectura en la UJAT.

El libro de Sartori se compone de 4 capítulos centrales: La primacía de la imagen; La opinión teledirigida; ¿Y la democracia?; Y un apéndice agregado en la edición de 1999. Palabras como video-política provocan interés “El termino video política hace referencia  sólo a uno de los múltiples aspectos del poder del video, y con ello una radical transformación de cómo ser políticos y de cómo gestionar la política” expone Sartori.  Se sabe que la televisión crea opiniones que se insertan en las personas y condicionan el proceso electoral. México es un gran ejemplo de esto.  A tal punto de que la televisora más grande del país es llamada el cuarto poder, por la manera en que conduce la opinión de aquellos mexicanos que hicieron de la televisión una necesidad más para el cuerpo.

Sartori también reflexiona sobre la democracia y el deber del ciudadano de estar políticamente educado para participar de manera correcta en la política del país, menciona: “En Occidente las personas políticamente informadas e interesadas giran entre el 10 y el 25% del universo, mientras que los competentes alcanzan niveles del 2 o 3%”. ¿Qué pasaría si los mexicanos nos preocupáramos por educarnos más políticamente? Pienso que tendríamos una verdadera democracia representativa.

Como estudiante de comunicación este ensayo que reflexiona sobre el poder de la palabra y la imagen, la calidad de contenidos en la televisión, la realidad de los sondeos, la verdadera opinión pública, añadiendo datos y citando a diversos autores, es vital para nuestra formación profesional, pero si quieres ser un ciudadano un poco más informado, te invito a que lo leas, analices y compartas tus reflexiones. Editorial Punto de Lectura ha publicado una atractiva edición de bolsillo por sólo $149 pesos.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

Comentarios